¿Qué es una Ortodoncia?

La ortodoncia es la disciplina odontológica que se encarga de reposicionar las piezas dentales que no están adecuadamente colocadas en su correcta posición. La mala posición de las piezas dentales genera problemas importantes en la estética, en la función masticatoria, en la capacidad fonética, y puede favorecer la pérdida prematura de dientes y muelas.

Un correcto tratamiento de ortodoncia, consigue notables resultados estéticos y corrige defectos de colocación y funcionalidad de los dientes, tanto en adolescentes como en adultos.

Los tratamientos ortodónticos se pueden llevar a cabo con aparatos removibles o con aparatos fijos. Los aparatos removibles son los que se ajustan al perfil del paciente pudiéndose poner y retirar en cualquier momento. Los aparatos fijos son aquellos que van adheridos a la superficie dental (brakets). En ocasiones puede ser necesaria la combinación de ambas técnicas.

Cada caso precisa de una planificación personalizada y la respuesta en cada uno de ellos puede ser muy diferente, Hay casos complejos que pueden durar años, sin embargo lo más frecuente es que el tratamiento de ortodoncia dure entre 12 y 24 meses.

Odontología General y Odontología Restauradora

La odontología general y restauradora consiste en el diagnóstico de los problemas relacionados con la salud dental y su función, incluidos prevención, tratamiento y la reparación de dientes, encías y tejidos.

  • Odontología General

Tratamientos de Endodoncia y de Periodoncia, extracción de piezas y técnicas diversas de cirugía, Ortodoncia, y el reemplazo de los dientes perdidos mediante prótesis removibles o fijas, o por medio de implantes.

  • Odontología Restauradora

Es el área de la Odontología que permite restituir la anatomía dental perdida por distintas causas.

El empaste es el resultado de colocar un material restaurador para remodelar un diente que ha sufrido una pérdida parcial de su masa, generalmente por caries. El empaste no solo se realiza en dientes con deterioro debido a caries, sino también podrá solucionar situaciones de fracturas dentales por traumatismos, pérdidas de sustancia dental por desgaste, alteraciones de color o malformaciones dentales.

Los pernos y postes dentales son elementos de anclaje que se utilizan para reforzar los empastes y coronas cuando una gran parte del diente se ha debilitado o ha desaparecido. Consisten en vástagos de metal o fibra que se cementan o se atornillan al diente.

¿Qué son las Prótesis dentales?

Las prótesis dentales son dientes artificiales destinados a sustituir piezas ausentes (una, varias o todas las piezas dentales). Las prótesis dentales pueden ser fijas o removibles.

  • Las Prótesis fijas

Se soportan sobre los dientes naturales del paciente habitualmente mediante fundas. Son los conocidos "puentes", que comportan unas piezas de apoyo o pilares que soportan a las piezas falsas o pónticos. Este tipo de puente también se puede realizar usando como pilares implantes. Para colocar una funda, la pieza debe ser tallada previamente. La sustancia dentaria perdida tras la talla es después reemplazada mediante la funda.

  • Las Prótesis removibles

Popularmente llamadas dentaduras postizas, son piezas que sirven de reemplazo para los dientes que faltan y son removibles, es decir, pueden sacarse y volver a ponerse en la boca. Cuando el paciente conserva todavía piezas naturales hablamos de prótesis parciales; para favorecer su estabilidad presentan aditamentos que las sujetan a los dientes del paciente, o en algunas ocasiones podemos acondicionar piezas del paciente para proporcionar una mejor estabilidad de la prótesis.

Cirugía Oral

En este campo englobamos todos los actos quirúrgicos relacionados con las extracciones de piezas dentales, o tratamiento de infecciones que requieran practicar drenaje y desbridamiento de la lesión para su mejor curación.

Procedimientos de cirugía nos permiten el diagnóstico precoz y tratamiento de lesiones, como tumores y quistes, que tengan relación directa o indirecta con las estructuras orales, así como la biopsia de algunas de dichas lesiones y de otras que afectan a las mucosas.

A menudo nos vemos en la necesidad de recurrir a procedimientos quirúrgicos con el fin de preparar los tejidos duros y blandos (hueso y encía) para una colocación más adecuada y duradera de prótesis dentales.

  • Cirugía de mucosas con láser de diodo

El láser de diodo puede ser utilizado en la cirugía de los tejidos blandos, y está indicado para el corte de la encía y de la mucosa bucal, para obtener coagulación en los procedimientos quirúrgicos con excesivo sangrado y para hacer el curetaje de tejidos blandos.

El láser de diodo incide en la mucosa y los tejidos gingivales vaporizando el tejido sin causar sangrado. Casi la totalidad de las intervenciones quirúrgicas realizadas con láser se pueden efectuar sin la necesidad de dar puntos de sutura; obteniendo una rápida curación con una sintomatología postoperatoria mucho más benévola.

Implantología dental

Los implantes son piezas de titanio que se colocan actuando como soporte para dientes artificiales de remplazo. Mediante implantes podemos realizar la sustitución de un único diente, de varias piezas, o incluso de toda la dentadura.

No se trata de una intervención complicada. Es una intervención ambulatoria, lo que significa que no es necesario ingresar en una clínica sino que se realiza en la consulta si ésta está adaptada para este tipo de intervenciones, es decir, si tiene el material necesario y los profesionales adecuados.

Para colocar un implante solo es necesario anestesia local. El paciente no sufrirá molestias ni dolor alguno.

En la mayor parte de los casos, se pueden elaborar férulas guía quirúrgicas que minimizan la intervención y la hacen mucho más sencilla y predecible, disminuyendo también las molestias postquirúrgicas.

Estética Dental

Una sonrisa bonita está configurada por la armonía entre labios, encía y dientes, y todo lo que contribuya a mejorarlos proporcionará una mejoría estética.

Cada vez disponemos de más y mejores opciones de tratamiento para cada caso concreto.

  • Carillas dentales

Son unas láminas que revisten la cara frontal de los dientes para de esta manera modificar su forma, color y posición.

El material que utilizamos para ello habitualmente es porcelana, pero también pueden ser de composite. La porcelana es un material muy duro y por ello resiste muy bien las abrasiones. Al contrario de lo que ocurre con los dientes, la porcelana no cambia de color con el paso del tiempo.

Para colocar carillas de porcelana necesitamos previamente tallar las piezas, generalmente de forma muy discreta.

  • Blanqueamiento dental

Para conseguir blanquear la coloración de los dientes utilizamos geles de peróxido de carbamida o de oxígeno. Habitualmente combinamos el tratamiento en la consulta acelerando la acción del peróxido mediante la aplicación de luz fría, generalmente en dos o tres sesiones. Luego el tratamiento es completado por el paciente en su domicilio con la aplicación de gel de peróxido mediante unas férulas confeccionadas a medida para ello, durante tres semanas por término medio.

Es recomendable la aplicación de un tratamiento de refuerzo por parte del paciente en su domicilio cada seis meses, habitualmente de una semana de duración.

  • Skyce (piercing dental)

Se trata de la colocación de un pequeño brillante de vidrio pulido o piedra preciosa en el diente. Los brillantes son de talla tipo "Swarovski", con una gran variedad de diseños y colores, y sólo miden unos dos milímetros de diámetro.

El skyce se coloca adherido a la superficie del diente de forma sencilla (como los brackets de ortodoncia) y rápida (escasamente 10 minutos). Al ir pegado al diente no estropea ni daña el esmalte, ni es necesaria la aplicación de anestesia ya que se trata de un procedimiento no invasivo.

Si el paciente lo desea se puede retirar con igual sencillez, no dejando ningún tipo de secuela.